Blog de WhatsApp

Advertising has us chasing cars and clothes, working jobs we hate so we can buy shit we don’t need.
– Tyler Durden, Fight Club

Brian y yo llevamos conjuntamente más de 20 años trabajando en Yahoo!, trabajando para que el sitio funcionara bien. Estábamos vendiendo anuncios, que era el negocio de Yahoo!. Yahoo! recolectaba datos, apoyaba sitios web y vendía anuncios.

Estuvimos en Yahoo! mientras Google nos superó en ambos tamaño y poder… era un vendedor de anuncios más eficiente y lucrativo. La gente de Google sabía lo que buscaba, por lo tanto colectaba tus datos con más eficiencia para vender mejores anuncios.

Hoy en día estas compañías saben todo lo que hay de saber acerca de ti, tus amigos, tus intereses, y lo usan todo para vender anuncios.

Tres años atrás cuando empezamos nuestro propio negocio, quisimos crear un servicio que no fuera sólo otro repositorio para anuncios. Queríamos crear un servicio que la gente quisiera usar porque les ahorraría dinero y mejoraría sus vidas en alguna manera. Sabíamos que podríamos cobrar gente directamente si lográbamos todo eso. Sabíamos que podríamos hacer lo que todo el mundo intenta hacer cada día: evitar anuncios. Nadie quiere ver más anuncios.

Sabemos que la gente pasa el día, del momento que despiertan al momento que acuestan, chateando con sus amigos. Los anuncios no tienen ninguna importancia cuando simplemente quieres hablar con alguien.

La publicidad no sólo va en contra al estético de una aplicación, sino que es un insulto a tu inteligencia y una interrupción a tus pensamientos. En cada empresa que vende anuncios, un gran número de los ingenieros pasan sus días ajustando la búsqueda de datos, escribiendo código informático para colectar tus datos personales, actualizando los servidores donde se almacenan los datos, y asegurándose que todo está registrado y recopilado y cortado y empacado y enviado... para que el producto final sea un anuncio que es un poco más personalizado en tu navegador o pantalla móvil.

Tienes que acordarte de que en el negocio de anuncios, tú, el usuario, eres el producto. En WhatsApp, nuestros ingenieros pasan su tiempo corrigiendo errores, añadiendo nuevas funciones y arreglando complejidades para producir un mensajero vibrante, asequible y confiable para todos los teléfonos móviles en el mundo. Eso es nuestro producto y nuestra pasión. Tus datos privados ni nos importan.

Cuando gente nos pregunta por qué cobramos para WhatsApp, les respondemos: “¿Has contemplado el alternativo?”